Creciendo juntos en el amor (la madurez como pareja).

Todo en este mundo con vida crece y se desarrolla, desde las plantas hasta nuestros cuerpos humanos. Pero todo depende de un compromiso de alimentación para crecer sanamente, cuidados y descansos.

Así mismo el amor, requiere de detalles, cuidados, descansos, consentimiento y el compromiso de velar por quien decidiste amar, es el acto mutuo donde ambos llegamos a formar uno.
Se puede decir que lo que hace que una pareja sea estable en el tiempo es la maduración mutua, su desarrollo pleno y su entusiasmo permanente, la atracción inicial puede ser el comienzo de una relación profunda que se irá nutriendo o no con la conducta de cada uno, con el apoyo del compromiso.

La imagen del otro cobrará mayor significado en la medida que se desarrolle y crezca, ya que, la vida es movimiento y más en esta era moderna que estamos viviendo donde el amor necesita de la acción, del despliegue, del cambio, de la admiración recíproca y del descubrimiento del otro como es.

El amor verdadero exige objetivos comunes y compromiso mutuo. Sin compromiso no es amor, y es el error más común cometido en las relaciones, de una manera egoísta cuando se usa al otro para complacerme hasta que me canse y lo tenga que cambiar por otro cuerpo diferente que no tenga alma y también me use como un objeto descartable.

El compromiso en la relación no es una ligadura, es la responsabilidad que conlleva cualquier relación. Significa responder, estar a la altura de las expectativas, sentirse importante para alguien más allá de lo físico.

Es un acto de fe, porque me puedo comprometer cuando soy capaz de creer en mi propia capacidad de responder y poder esperar lo mismo del otro, es estar dispuesto a enfrentar la adversidad y sostenerse en las tormentas, y ser capaz de renunciar y dejar atrás a los que no quieren acceder a este nivel y no quieren hacer lo mismo. Es una actitud que se mantiene con una férrea convicción, de entregarse a la vida con coraje y cumplir la función que tenemos como seres humanos.

Sin herir a nadie y respetando las ilusiones de los que creen que la vida es solo para divertirse y pasarla bien y no querer enfrentar ningún riesgo, debo decir que una vida así no se vive, se consume y no llega a satisfacer, porque no significa nada y no representa ningún desafío.

Por eso amar es toda una aventura, en el fondo todos soñamos con aventurarnos hacia algo, bien sea en los deportes, unas vacaciones, explorar algún rincón del mundo o saltar en cualquier deporte extremo; pero la mayor aventura de la vida es el amor, si algo nos dejara una historia para contar es como conquistamos a nuestra pareja, cada detalle, la espera, la paciencia desde su inicio hasta el compromiso de amarnos en el tiempo y perdernos el uno en el otro como locos, madurando, creciendo, apoyándonos, sobre pasando cada obstáculo de la vida, sintiéndonos indestructibles porque nos tenemos mutuamente. La mayor recompensa es ver hacia atrás y darnos cuenta de lo mucho que hemos crecido, como maduramos juntos, como los errores del ayer quedaron atrás y lo que nos disgustaba fue cambiado para complacer y amar, como entendimos cuando el otro tenía la razón o cuando simplemente fue nuestra y callamos pero luego recibimos el reconocimiento de nuestra pareja. Así que hoy es un buen día para comprometerte y disfrutar de tu pareja piensa en algo que la haría feliz y hoy y aventúrense en esta gran y apasionada aventura sin fin llamada amor.

¡Feliz Sábado!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s