Candados del amor.

Hace unos meses estuve caminando el puente de Brooklyn y fue muy agradable ver todos los candados allí colgados.
La moda de colgar un candado en un puente o monumento representativo, para después tirar la llave como promesa de amor eterno, nació a raíz de la publicación de la novela ‘Tres metros sobre el cielo’, del escritor italiano Federico Moccia. Los protagonistas colgaban un candado en el Puente Milvio, en Roma.
El Puente de Brooklyn, uno de los más famosos del mundo, no podía permanecer ajeno a este fenómeno.

Yo creo mucho en los simbolismos y actos de fe, pero apartando lo que pueda creer imaginemos por un instante que podemos encerrar el amor de nuestras vidas en un candado y lanzar la llave al mar quedando así eternamente enamorados. Imagínense no sufrir más por desamor, nadie te va a engañar o traicionar, sin necesidad de celos, etc. porque sabes que el amor es eterno.

Lamentablemente no es así, sin embargo hay un candado que podemos cerrar para que nuestro amor perdure y sea genuino. El candado se llama COMPROMISO. El compromiso de amar por siempre, el compromiso de amar como si fuera la primera vez, el compromiso de amar por encima de cada circunstancia. Para ello es importante tener claro a quien hemos elegido. Elegir bien y no solo por sexo, el sexo es una sensación indescriptible que todos queremos tener, pero no es amor cuando se ve y se busca solo por el placer que después deja vacío de amor (de esto estaré escribiendo en futuros post acerca de la elección para no desviar el tema). El compromiso afectivo hace posible el amor verdadero, pero eso no quiere decir que garantice una relación que se empeña en mantenerse fosilizada, porque el amor exige cambio y renovación constante.

Relacionarse es arriesgarse con fe y brindarse, interesándose en el otro como si fuera parte de uno mismo.

No se trata de estar evaluando beneficios o pérdidas o si me sirve o no me sirve. Ese otro es alguien significativo que va a compartir una historia común cuyo vínculo está más allá de los cuestionamientos, como no se cuestiona nunca el amor que le tenemos a los hijos.

El compromiso de amar es una fuerza que va más allá de nuestro entendimiento. No tiene lógica ni razón, amo porque así lo decidí e iré hasta el final por mi pareja. Ese compromiso expulsa la infidelidad por que el sexo dura minutos pero el amor verdadero por siempre, y aquí les dejo otro principio: con cada persona que nos acostamos ligamos nuestra alma recibiendo de ella y nosotros dándole. Es por eso que las personas promiscuas tienen infinidad de rollos en su vida porque almaticamante están ligados y atados a los problemas de las personas con las que se acuestan (este es otro tema muy extenso difícil de comprender con solo una letras). Por eso la infidelidad (el mayor enemigo del compromiso) va más allá de la pasión y es más algo que atenta contra nosotros mismos que contra la persona a quien somos infieles. El alma es un estado complejo no podremos entenderla en solo unas líneas. Pero lo contrario sucede cuando nos entregamos a una sola persona. Crecemos con ella, maduramos con ella, sus problemas son. Nuestros y los resolvemos juntos. De ahí viene el crecimiento como ser humano y la construcción del camino a la felicidad.

Una relación de pareja tiene que estar siempre en crecimiento y no debe permitir que los agobien o apague la rutina. Ambos tienen que crecer individualmente para llegar a ser quienes realmente son, sin nunca agotar sus posibilidades infinitas, para convertirse siempre en alguien nuevo y fresco a la luz de una nueva perspectiva.

Así que cierra el candado comprométete a amar, coge el teléfono y llama o textea ahora mismo a la persona que amas y díselo durante todo el día… les aseguro que tendrán un fin de semana diferente. Y si no tienen pareja, esperen con paciencia, sin rencor ni a la defensiva no todos los hombres son iguales ni las mujeres tampoco. Todos estamos diseñados para alcanzar la felicidad y esta no te es esquiva. Solo espérala, disfruta, sal con amigos y prueba; empezando con una relación de amistad con paciencia que si no se da nada lo peor que puede resultar es que ganaste un gran amigo. Pero nunca olvides allá fuera en esta basto mundo está el ser diseñado para amarte y hacerte feliz no pierdas tu tiempo con otro ni desgastándote para otra persona espera con paciencia y fe, que llegara.

Comprometerse es jugarse, porque esta vida es un salto sin red donde nadie puede estar seguro de ninguna cosa; y sólo los que son capaces de tener sentimientos genuinos pueden apenas intuir que no se equivocan. Hoy es un buen día para avivar la llama del a amor, has algo diferente por quien se la juego por ti y juégatela por ella, toda relación puede ser avivada, toda relación puede ser rescatada.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s